/El exorcismo de Emily Rose contado en 10 fotografías

El exorcismo de Emily Rose contado en 10 fotografías

Una de las películas más impactantes del género de terror fue la de El exorcismo de Emily Rose, un filme basado en hechos reales que relata la historia de una joven que comienza a presentar actividad eléctrica anormal en su cabeza, manifestada en violentas convulsiones y psicosis; desesperada busca la ayuda de un sacerdote, y depositando su confianza en la religión católica se somete a una intensa sesión de exorcismo. Finalmente la chica muere y el párroco debe enfrentar a la ley durante un juicio en el que determinan si tuvo o no responsabilidad en esa muerte por no haber solicitado la atención médica que la chica necesitaba desde un principio.

El verdadero nombre de la chica fue Anneliese Michel, y su historia es más macabra que la que viste en el cine… ¿La quieres conocer? A continuación te la contamos con 10 fotografías escalofriantemente reales.

1. Anneliese Michel comenzó a cambiar a los 16 años

Siempre había sido una chica normal y tranquila; quizá un poco despistada pero jamás dejó de asistir a la iglesia al menos dos veces por semana junto a su devota familia… A los 16 años le diagnosticaron el cuadro de epilepsia que causaría más adelante una terrible tragedia.

2. Voces en su cabeza

Al cumplir los 20 años se sumergió en una profunda depresión debido a su enfermedad, los ataques eran cada vez más fuertes y estaban acompañados por voces y visiones. Anneliesse comenzó a mostrar aversión por objetos religiosos como crucifijos, rosarios, biblias y hasta pinturas.

3. Su primera y única hospitalización

Sus padres estaban preocupados y acudieron al hospital, aunque en el fondo creían que no había cura para su mal; tiempo después decidieron hacer a un lado el tratamiento médico que controlaba sus ataques epilépticos y recurrir a la fe.

4. ¿Posesión demoníaca?

Sus padres se acercaron a la iglesia católica pues creían que lo que acechaba el cuerpo de su hija era un demonio, y aunque los primeros sacerdotes les advirtieron que se trataba de un caso médico que requería urgente atención, prefirieron buscar una segunda opinión.

5. Ernst Alt y Arnold Renz

Estos dos párrocos accedieron a buscar una solución, y como el problema de la chica crecía rápidamente, decidieron practicarle el primer exorcismo.

6. Encadenada

Para evitar que se hiciera daño o lastimara a los demás, era atada con cuerdas y pesadas cadenas; también tenía prohibido comer y tomar agua en las sesiones, aunque gradualmente dejó de hacerlo por voluntad propia, así como tampoco volvió a dormir.

7. Bebía orina y sangre

Para mantenerse con vida elegía alimentarse de moscas e insectos, y bebía su propia orina para no deshidratarse. Cuando su sed era exagerada, se provocaba heridas para lamer su sangre.

8. Dos exorcismos por semana

En total le fueron practicados 67 exorcismos, pero un día su cuerpo no soportó más.

9. Pesaba 30 kilos

Cuando murió tenía tan solo 23 años de edad, y pesaba poco menos de 30 kilogramos.

10. ¿Negligencia?

Al fallecer se abrió un caso de investigación para regular el poder eclesiástico en Alemania, sin embargo los sacerdotes que participaron en dichas sesiones fueron condenados únicamente a tres años en libertad condicional. Sus padres, autores intelectuales, ni siquiera tuvieron que enfrentar cargos debido a que según la ley ya habían sufrido suficiente.

¿Te dieron ganas de ver la película de nuevo?

 

Facebook Comments