/12 puntos que prueban que el alcohol acabará con la raza humana

12 puntos que prueban que el alcohol acabará con la raza humana

Nada como una buena noche de copas con tus amigos para quitarte el estrés, aventarte a la zona más cercana de antros y barecitos y dejar que la noche siga su curso y hacer más de mil locuras. Lo ideal sería que después de tres cervezas te fueras pero seamos honestos, eso es prácticamente imposible.

Y para recordarte todo lo que acontece en esas noches de “destrampe”, aquí te dejamos 12 cosas que seguro haces cuando te pones borracho (a)

1.- Te haces “amigui” de quien sea

No importa si acabas de conocer a esa persona, seguro dirás que la quieres mucho, que es bien buena onda y que debieron de haber sido hermanos en otra vida y puras cosas cursis de esas.

2.- Te sientes más libre que una paloma

Los niveles de alcohol hacen que se te suba la emoción y crees que puedes ser tan libre como conejo en la pradera, cuando de seguro ya tienes tu madriguera y te está valiendo mucho coquetearle a esa humana (o) de al final de la barra.

3.- Te dejas llevar por el lado oscuro

Así como puedes ser el mejor amigo de alguien no falta que en algún momento de la noche te gane el lado oscuro y comiences a tirar odio a quien sea que haga algo de tu desagrado, como mirarte feo… sí, es razón suficiente.

4.- Intentas “estar sobrio”

Nadie te cree cuando dices que estás “de lo mejor” y casi casi andas arrastrándote por la vida.

5.- Te llegan todos los recuerdos de tus malas decisiones

Hay un momento en la noche en la que te das cuenta que muchas veces has dicho que ya no lo harías pero oh sorpresa, estás otra vez donde mismo y ya es muy tarde para retractarte.

6.- Te sacas una que otra “garrita” por ahí

Sí, hace calor en el lugar, pero no es para que andes con la panza de fuera o prácticamente como Dios te trajo al mundo. En fin, tú sientes que te ves exquisito (a).

7.- Te pones generoso

Ya es quincena y te fuiste a dar tus buenos tragos de delicioso elíxir y en el transcurso terminaste pagándoles a todos sus bebidas, para darte cuenta al final de la noche tu cartera está más vacía que tu corazón .

8.- Te pones en modo filosófico

Aquí ya te pones a divagar y a preguntarte la verdadera razón de tu existencia, porque muchas partes del mundo están en guerra y de paso, discutes la verdadera levedad del ser.

9.- Te tomas las peores selfies del mundo

Según tú te ves de lo más “in” pero la verdad es que ni tú ni tus amigos se ven de lo mejor, pero ¿qué crees? Tenían el plan movistar con internet y subieron la foto en ese mismo momento. Prepárate para sufrir al día siguiente cuando la veas.

10.- Entras en estado “observador”

Cuando ya estás tan ebrio que comienzas a experimentar un trance con todo lo que estás viendo a tu alrededor, mientras tienes una cara de lo más rara.

11.- Te caes

Admítelo, muchas veces te caes y pues ni modo, las leyes de la gravedad son las leyes de la gravedad.

12.- El mundo da vueltas

Pierdes piso, el mundo da vueltas, llegas a tu cama y sigue dando vueltas para que tú estés de lo más incómodo. Este fenómeno también es el culpable de que te vomites en algún rinconcito por ahí.

Recuerda que es importante no manejar si estás tomado y no salir con personas que casi no conozcas, ya que puede resultar muy peligroso.

Comentarios